Asociación Nacional de Seguridad Infantil

síguenos en twitter estamos en facebook feed rss suscríbete por e-mail

Asociación Nacional de Seguridad Infantil

La Asociación Nacional de Seguridad Infantil es la primera entidad sin ánimo de lucro donde expertos de diferentes ámbitos del mundo de la infancia, la seguridad, la prevención y la salud se unen para crear un espacio donde ofrecer a las familias y a los profesionales información, divulgación, acciones, y asesoramiento que les sirvan de herramientas para reducir las lesiones en la infancia.



miércoles, 24 de agosto de 2016

Niños, perros y seguridad infantil

Los niños deben aprender a convivir con los animales, durante su infancia y a lo largo de su vida como adultos, los animales y muy especialmente los perros y los gatos van a estar presentes, por ello aprender a respetarlos es un gran valor que generaremos con educación de la misma forma que fomentamos la tolerancia: respeto SI, miedo NO. 
Las estadísticas nos dicen que la mayoría de accidentes infantiles producidos por animales son con perros, por ello nos centramos en este post en la relación de los perros y los niños y para ello contamos con un invitado de lujo, os presentamos a Juan Luis de Castellví, muchos lo conoceréis como experto en seguridad y emergencias con el blog Emergencias112, pero debéis saber también que es un apasionado del mundo animal y de todo lo relacionado con su comportamiento, y así nos ofrece información en su reciente blog Etología Canina.  Ponernos en contacto con Juan Luis fue fácil gracias a la confianza que nos dan las redes sociales, pero lo mejor de todo ha sido su predisposición y la ilusión que nos ha transmitido, por todo ello en este post vais a encontrar respuestas y soluciones eficaces porque así es nuestro invitado: entusiasta, positivo, colaborador…en definitiva ¡GENTE QUE SUMA! 

Niños, perros y seguridad infantil. Por Juan Luis de Castellví

La mayoría de ataques de perros, se producen a niños de menos de 9 años. Niños como género, es decir, no a las niñas. Esto se debe a un exceso de confianza de los padres y de los dueños de los animales. Y a  la actitud típica de los niños en esa edad, que es la etapa en la que empiezan a reafirmar su personalidad y se vuelven más “respondones” con sus padres, la etapa donde empiezan a mostrarse más independientes.
A estos factores de riesgo debemos sumar la natural curiosidad de los niños y su innata tendencia a explorar el mundo que les rodea, además de la escasa o nula percepción del riesgo o la necesidad de quedar como un “valiente” delante de otros, que hace que los niños se acerquen a los perros sin tomar ninguna precaución. En el caso de los perros el riesgo lo encontramos en la mala socialización.
Los pequeños se acercan de frente y, por tamaño a esa edad, la cara del niño queda a la altura de la cabeza del perro de raza grande. Suelen intentar acariciar al perro poniendo la mano sobre su cabeza, de frente de nuevo, invaden su terreno y en ocasiones lo fuerzan a juegos que el perro no conoce y no ha pedido. Como consecuencia, especialmente si se ve arrinconado, el perro puede atacar.
Señales a tener en cuenta previas al ataque
En general, antes del ataque hay señales de aviso que si son ignoradas tendrán como consecuencia el mordisco:
  • El pelo erizado
  • Gruñidos o conductas de evitación
  • Intentar alejarse del niño

Teniendo en cuenta que un gran número de ataques se produce en casa de familiares o amigos con perros, y no solo en animales que nos cruzamos en la calle, para evitar el ataque hay dos vertientes a tener en cuenta:
  • Educar a los niños en unas normas básicas relacionadas con la aproximación a los perros, conocidos o desconocidos.
  • La correcta socialización y entrenamiento de los animales por parte de sus dueños

¿Cómo debemos educar a los niños?
Deben acostumbrarse  SIEMPRE a preguntar al dueño antes de intentar tocar a un perro en cualquier situación.  No sirve que pregunten mientras ya lo están tocando o siguen acercándose al animal. Es conveniente que se detengan y le pregunten al dueño ANTES de tomar ninguna iniciativa.

En caso de que la respuesta sea afirmativa, un dueño responsable se situará junto al perro, pudiendo ordenarle que se siente o se tumbe primero. Una vez hecho esto, hay que enseñar al niño a acercarse de lado, sin mirar directamente al perro a los ojos y tenderle la mano a la altura del hocico para que pueda olerle. Tras haberle olfateado y si no da muestras de agresividad, podrá tocarlo POR DEBAJO de la cabeza, por los lados, y posteriormente podrá ir subiendo y acariciarlo por encima. 
Debemos observar al perro en ese momento, podremos ver claramente si está a gusto con la situación o no. Hay perros que no dejarán de mover la cola y querrán lamer al niño o subirse sobre él. Otros simplemente se dejarán tocar porque están acostumbrados a que los paren por la calle. Y otros, aunque el dueño haya dicho que sí, podrían mostrarse inquietos, en este caso si nos da esa impresión, retiraremos al niño y seguiremos nuestro camino.

Por supuesto no deben gritarle, pegarle, tirarle de las orejas o del rabo, pisarle, ni ponerse a correr delante o alrededor del perro. Y NUNCA debemos dejar solos a los niños con un  perro que no es bien conocido por la familia y está correctamente socializado con ellos. Si alguna vez ha habido algún comportamiento agresivo, NO se les dejará solos ni aunque sea el perro de la familia.
¿Cómo educamos a los perros?
Desde que llegan a casa deben ser sometidos a un adiestramiento básico de obediencia. Hay que socializarlos y presentarles desde cachorros todas las eventualidades posibles 
  • Tráfico, niños, personas de todo tipo, género y raza, ruidos, ascensores, escaleras eléctricas, personas con sombrero, con peluca, otros perros, otros animales, etc.
  • Enseñarles a no subirse sobre la gente ya que existe el riesgo de puedan tirar a una persona y causarle graves daños aunque sea jugando
  • Educarles a no jugar con mordiscos, que puede ser muy gracioso de cachorros pero deja de serlo cuando el perro pesa 30 kg
  • Educarlos para que no les moleste que se les interrumpa mientras comen o si les tocan sus juguetes.

Explicar SIEMPRE a los niños que quieran tocar al perro como deben aproximarse, poniéndonos  al nivel de perro y sin soltar la correa (que no debe estar tensa), pondremos un brazo delante del pecho de nuestro animal para poder sujetarle en caso de que se quiera desplazar hacia el niño bruscamente. Por supuesto, en caso de tener un perro que pueda ser tocado por extraños dócilmente, en caso contrario, debemos plantearnos el uso del bozal, ya que aunque la culpa de que un niño se acerque sin permiso no sea nuestra, las consecuencias serían demasiado graves como para que esto sea lo más importante.
No conviene olvidar que los perros tienen instintos y en ocasiones correr delante de ellos o ir rápido en bicicleta puede “activar” esas ganas de “cazar a la presa”, que resultara ser el niño: por este motivo los niños deben saber cómo comportarse ante un animal, y también por lo que los dueños responsables llevan a sus perros sujetos con correa por muy bien educados que estén.
En casa con perros y niños de forma habitual o esporádica
Los perros han de socializarse, el periodo óptimo acaba sobre los 3 meses de edad del animal por lo que en esa etapa debemos someterle a tantas experiencias nuevas como explicamos en el punto anterior, especialmente el contacto con personas y otros animales.
Si tenemos niños, lo que implica que nos visitarán más familias con pequeños de diversas edades, conviene que lo expongamos al contacto con ellos todo lo que nos sea posible.
Si el perro no ha finalizado el periodo de vacunación se le puede sacar en brazos, o de paseo en zonas no frecuentadas por otros perros (evitaremos los “parques de perros”), pediremos permiso a los amigos y familiares para llevarlo con nosotros cuando les visitemos en sus hogares
Con todas estas premisas minimizamos el riesgo de una reacción adversa cuando vea niños siendo un perro adulto.
En el caso de que visitemos un hogar donde conviva un perro, debemos aleccionar a nuestros niños del modo correcto de comportarse, preguntando previamente al dueño si el perro está habituado a tratar con niños, en caso contrario siempre les podemos pedir que niños y perros se conozcan fuera de casa, incluso dar un paseo y luego entrar todos juntos. En definitiva podemos aprovechar las oportunidades para educar a niños y a animales consiguiendo el objetivo propuesto de seguridad, respeto y tolerancia.
Tengo un perro y voy a tener un bebé!
Una situación común que puede provocar incertidumbre en los futuros padres y que debemos iniciar asociándolo con algo positivo para el perro, que ya notará cambios hormonales durante el embarazo.
Cuando llevemos el bebé a casa, el perro tendrá curiosidad por el nuevo miembro de la familia, el primer paso será acercarnos con cuidado observando su comportamiento y le dejaremos olerlo. Normalmente también querrá lamerlo, ya que es otro modo de obtener información sobre el objeto de su investigación, se le puede dejar hacerlo también. Una buena idea es utilizar el lenguaje “de premio” mientras acercamos al bebé y el perro se comporta bien, tipo “buen chico” y darle alguna de las golosinas de perro que utilizamos normalmente para que asocie que el bebé es algo bueno, y que cuando el recién llegado está alrededor al perro le pasan cosas positivas.
Al principio es mejor no dejarlos solos pero tampoco hacerles un aparte,  en general los perros aceptan bien a los bebés, aunque a veces se dan casos de celos. No hay que separar al perro, es mejor hacer las cosas juntos, que esté con nosotros en los momentos que pasamos en con bebé que los saquemos de paseo junto al niño, etc.
Todos estos consejos tienen además de los objetivos marcados de convivencia sin riesgos para los niños y de respeto para los animales siempre que todos pongamos de nuestra parte, otra reflexión que no podemos pasar por alto:
¿Es inadecuado criar a niños y a perros juntos? 
Todo lo contrario, es una de las cosas más beneficiosas que podemos hacer, pero como todo en la vida, tomando unas precauciones y haciéndolo del modo correcto. Los efectos beneficiosos para los niños que se crían con animales están más que probados:
  • Fortalece el sistema inmunitario, 
  • Les da más confianza en sí mismos
  • Les ayuda a ser más responsables, a mejorar su empatía, siempre tienen un amigo en el que confiar. 
  • Además, si tenemos hijos con necesidades especiales, pueden ser hasta perros que ejerzan un efecto terapéutico sobre ellos, o que nos avisen cuando algo va mal (como los que detectan de modo anticipado bajadas de azúcar, hipoglucemias, en los diabéticos, o convulsiones en los epilépticos). 
  • Y por último, tener perro y acompañarlo en sus paseos y juegos, hará que tus hijos pasen más tiempo al aire libre y hagan más ejercicio. 


En resumen, que tus hijos serán mejores personas si se crían con un perro en casa, así que si puedes, adopta uno que se adapte a vuestro estilo de vida y disfruta del cambio a mejor que dará la vida de toda la familia!!


Agradeciendo a Juan Luis estos maravillosos consejos de seguridad y educación, me gustaría hablaros de una campaña que hace años irrumpió en EE.UU con fuerza y cuyo mensaje  no solo contiene el respeto hacia los sentimientos y necesidades del animal, también la seguridad y la autoprotección están presentes, una iniciativa que consideramos muy beneficiosa poder importarla en nuestro país.
PROYECTO LAZO AMARILLO
El proyecto Lazo Amarillo nace en EE.UU, como una campaña de concienciación para que los animales que llevan este lazo en al correo no sean “molestados”. Las causas pueden ser varias:
  • Recién adoptado o en proceso de socialización
  • Recién operado o convaleciente
  • Es asustadizo, agresivo o simplemente tiene problemas de conducta
  • Se encuentra en proceso de trabajo o entrenamiento

En definitiva son perros a los que NO hay que acercarse a acariciarlos y SI dejarlos tranquilos en su paseo.
Esta iniciativa es muy valiosa no solo para los animales, también  para poder educar a los más pequeños: los niños aprenden a detectar las necesidades de otros seres con los que de una forma u otra va a convivir el resto de su vida, los animales forman parte de esta sociedad y el respeto hacia los mismos es un valioso recurso educativo, una herramienta más de gran valor que le servirá en su infancia  en vida como futuro adulto. Explicarles el porqué de este distintivo es eficaz para que los niños no se acerquen al perro, respeten su deseo de nos e tocados ni molestados y todo ello repito: desde el respeto, NUNCA desde el miedo.
Pero como aún no tenemos la costumbre de anunciar si no es de viva voz y en ocasiones cuando ya no tiene remedio evitar que los niños se acerquen a aquellos perros que por cualquier motivo no debieran ser tocado,  los magníficos consejos que nos ha dado Juan Luis, los han hecho suyos los pequeños peludos y de su propia voz nos han dado estas reglas del juego para que podáis leérselas a vuestros hijos:
  • Mi compañero me conoce bien, pregúntale si puedes acercarte y acariciarme, a veces estoy enfermo o no me encuentro bien y me puedes hacer daño o molestarme si me tocas sin preguntar
  • No puedo hablar como tú, mi lenguaje es diferente, pero yo te explico que significa cada reacción de mi cuerpo y seguro que  podemos entendernos a la perfección
  • Al igual que tú, yo también tengo mucha energía, de la misma forma que también necesito espacio y tranquilidad pero no siempre coincide en el tiempo contigo, podemos hacer un trato: yo no te molesto cuando tu estés descansando o comiendo y tú tampoco lo hagas conmigo!
  • Yo ya estaba en casa cuando tu llegaste, papa y mama me han ayudado a acostumbrarme a ti, me vigilan cuando estoy contigo porque yo también necesito que me enseñen a comprenderte
  • Estoy deseando que crezcas un poquito para salir contigo a pasear y a jugar, a que me des de comer, me cuides y puedas enseñar a otros niños como tratarme
  • Recuerda que voy a ser tu mejor amigo, te voy a querer hasta el infinito y más allá! Jamás, jamás haré algo que te enfade o moleste, así es como actúan los amigos, así harás tu por mí también.



Enlaces relacionados

  • Diploma de experto profesional en aprendizaje animal y métodos de educación y adiestramiento orientado a perros detectores, de seguridad y rescate. UNED. (España).
  • Dog Emotion and Cognition. Duke University/Coursera. (Estados Unidos).
  • Secourisme canin & felin. Nivel I. Canispirit. (Francia/Bélgica).
  • Secourisme canin & felin. Nivel II.  Canispirit. (Francia/Bélgica).
  • Adiestramiento Canino en Obediencia. Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. (España).
  • Instructor de guías caninos para seguridad privada, Dirección General de la Policía, Ministerio del Interior. (España).
  • Animal Behaviour and Welfare. The University of Edinburgh/Coursera. (Reino Unido).
  • Pet First Aid Instructor. Emergency Care and Safety Institut, ECSI. (USA).
© Permitida la reproducción total o parcial citando siempre la fuente

martes, 2 de agosto de 2016

Seguridad infantil en el Centro Comercial

El shopping se ha convertido en algo más que cubrir las necesidades básicas de subsistencia, de forma atemporal los centros comerciales son una propuesta más de ocio familiar, con actividades y ofertas para todas las edades, pero… ¿Están estas instalaciones preparadas para acoger a niños como usuarios? Y nosotros como padres ¿conocemos que medidas de prevención debemos adoptar para que la visita a estos espacios no se convierta como dice la canción en “Terror en el hipermercado”?
Más allá de las ludotecas que acogen a los pequeños con múltiples juegos y  estímulos mientas los adultos realizan la compra, los centros comerciales son también fuente d aprendizaje para los niños y…en ocasiones de terror para los padres!
Os propongo un recorrido desde el inicio porque, como bien sabéis, el primer paso para una prevención efectiva es detectar riesgos para después ofrecer las soluciones adecuadas que eviten accidentes, las tan sufridas perdidas y aprovechar cada momento para inculcar cultura preventiva dejando fuera al “hombre del saco” y otros miedos que no conducen a nada bueno.
En el aparcamiento
Los espacios viales de los centros comerciales deben tener  un “encantamiento” que transforma a los automóviles en seres con autonomía propia, seres que desconocen todas las normas de seguridad y civismo. Podéis comprobarlo por vosotros mismos: permanecer durante 10 minutos en el aparcamiento de un centro comercial (en un espacio seguro, of course) y daréis buena cuenta de cómo a estos seres de 4 ruedas les da por circular en sentido contrario, hacer aparcamientos imposibles, ocupar espacios reservados a personas con movilidad reducida, de carga y descarga o los destinados a familias y circulan a la velocidad que en ese momento el pedal del acelerador ha determinado por obra y gracia del hechizo que se produce en cuanto franquean el espacio que nos ocupa. Un riesgo al que debemos añadir que los niños son impulsivos por naturaleza fruto de la escasa o nula percepción del riesgo, y esto no es un fenómeno paranormal como el anterior, es lo más natural desde que el mundo es mundo!
Dejando fuera las ironías y resumiendo, podemos determinar que la suma de los productos resulta un riesgo al que debemos ponerle solución, por lo menos por la parte que nos toca como conductores y responsables de la seguridad de nuestros pequeños:
  • Los niños no pueden abrir la puerta por si solos (ni a la llegada ni a la salida) seremos nosotros los que les acompañemos.
  • Si vas a llevarlos en la silla o coche de paseo: antes de sacarlos del SRI abriremos la silla o coche (en un espacio seguro) para después instalar al pequeño.
  • El trayecto dentro del aparcamiento lo harán siempre acompañado por nosotros, enseñándole los espacios de tránsito peatonal seguros que los centros comerciales se empeñan en instalar y que curiosamente a muchos peatones les alcanza el mismo encantamiento anterior o definitivamente desconocen que deben transitar por espacios adecuados para ellos.

Escaleras mecánicas y ascensores

En ambos casos deben ir SIEMPRE acompañados por un adulto, así debemos inculcárselo en cuanto tengan la suficiente capacidad cognitiva, mientras educaremos con el ejemplo…dicho esto si me lo permitís añado en este punto aquellas normas de uso no escritas pero que son importantes mantener por el bien común:
  • Si nos dejamos llevar por  las escaleras mecánicas debemos ubicarnos en la fila de la derecha, permitiendo a aquellas personas que por diferentes motivos quieran subir andando, puedan hacerlo por el lado izquierdo
  • Los ascensores deben reservarse para personas con movilidad reducida y familias con carritos de bebés, hacer un buen uso de estos equipamientos facilita la movilidad de las personas que realmente lo necesitan.

Las medidas de seguridad se encuentran visibles tanto en las escaleras mecánicas como en los ascensores, un buen recurso es enseñárselas a los más pequeños a través de un juego de preguntas y respuestas para que vayan interiorizando su significado, si además tú las respetas ya tendremos mucho ganado: ellos lo harán de forma natural

Espacios comunes
Pasillos, plazas,…las zonas de tránsito de paso obligado hacia los diferentes establecimientos y espacios de ocio, donde se desarrollan muchas de las actividades lúdicas que los centros comerciales ofrecen para disfrute del público infantil y familiar.
Es quizás el punto donde más pequeños se despistan y perdemos de vista, sobre todo cuando la afluencia de personas es notable. Para evitar disgustos a grandes y pequeños en estas instalaciones y otros actos con aglomeración de personas:
  • Apuntar el número de teléfono en el brazo o bien utilizar pulseras de identificación de personas (siempre recomendable esta última opción y más si es verano para evitar que se borre con el sudor)
  • Si el pequeño es inquieto o un niño con trastorno de comunicación y conducta,  nos apoyaremos en otros sistemas como las pulseras de localización que nos avisa en cuanto el niño ha salido de nuestro radio de acción.
  • Ubicar siempre un “punto de Encuentro” sobre todo cuando nos acompañan varios niños.
  • Enseñarles a quien deben dirigirse en caso de que se pierdan, y sí, aquí nos cuidaremos mucho de “asustar” con el policía (versión moderna del “hombre del saco”) va a venir y te va a llevar si te portas mal: los UNIFORMES nos van a ayudar en caso de que nos perdamos, consiguiendo además, que no perdamos la calma!

Establecimientos (grandes y pequeños)
Seguro que todos nos acordamos de alguien (y de algún caso personal) que se ha dejado las gafas y parte de la face por confundir la entrada de una tienda con un espacio abierto, por eso no nos sorprende que los vidrios incluyan un circulo (normalmente de color rojo) para evitar estos accidentes. Pero  ¿Y qué pasa con los impulsivos pequeños?, hace unos meses mi amigo e inspirador Josep Lluís Pouy (Cap de Protecció Civil de Blanes) me recordaba una de las normas (podéis consultar el Código Técnico de Edificación) más olvidadas en las instalaciones destinadas a la infancia en particular y en todos los espacios públicos de forma general:
Los vidrios (de seguridad,  para evitar que caigan en trozos en caso de rotura) deben estar señalizados a una altura correspondiente entre 0,85 y1,20 m de altura desde el suelo para los niños y entre 1,50 y 1,70 m para los adultos (el famoso círculo rojo de las tiendas) para evitar que se produzcan golpes contra los mismos al confundirse con espacios abiertos.
Esta medida de seguridad (ya sea un círculo rojo o un Pokemon) es aplicable a todos los comercios y otras instalaciones: los niños son impulsivos lo que les confiere mayor riesgo de choque al entrar o salir corriendo.

Una vez dentro de los establecimientos o en las grandes áreas comerciales, consideraremos que estos espacios NO se han diseñado para evitar accidentes infantiles: fijaros en la cantidad de pinchos, estanterías cortantes o traumatizantes y otros equipamientos que en caso de golpe o choque involuntario pueden producir un accidente (y no es necesario ser niño para sufrirlo) y ya que la responsabilidad no deja de ser nuestra os propongo:
  • Implicar a los niños en la acción de la compra, es el remedio más efectivo para tenerlos controlados: a nuestros hijos (como a todos) les gusta ser parte, no un aparte
  • A los más pequeños es mejor llevarlos controlados, ya sea en la propia silla de paseo o en los asientos de los carros que disponen los hipermercados: en ambos casos debemos extremar las precauciones para evitar que puedan caer desde el carro, ya que son muchos los estímulos que les atraen y el aburrimiento (los aparte) que les hará querer escapar, huir,…cada vez más los carros de los supermercados disponen de anclajes para sujetarlos, y es que no son pocos los accidentes producidos por caídas. En este punto señalar también que el bebé debe mantenerse completamente erguido (no menos de 9 meses) para utilizar estas sillas.

Finalizo confesando que siento cierta alergia al shopping en general y a las grandes superficies en particular, pero como una es de las de quiero ver para creer antes de escribir un post (método científico), me arme de valor y un caluroso sábado de julio me acerque a disfrutar como un niño (traducción: mirar con ojos de niño) de un centro comercial, de mi experiencia personal voy a permitirme narrar dos anécdotas que terminaré con un #AhíLoDejo:
  1. Nada más llegar me di cuenta de que la gente, menos los que cazaban pokemons, me miraba como si hubiera aterrizado de otro planeta, tras analizar las causas (una no está acostumbrada a que la observen) determiné que era la única que accedía de forma peatonal por los pasos de ídem: pasos seguros destinados a los peatones perfectamente ubicados y señalizados! Es más, casi estuve a punto de ser atropellada en dos ocasiones y no por falta de visibilidad (tanto el paso perfectamente  marcado como mi volumen descartaron esa hipótesis), si habéis leído este post desde el principio ya habréis deducido el por qué.
  2. Tras reponerme, subo por unas escaleras mecánicas (escaleras con ambos “carriles” ocupados por personas paradas) y a la salida de las mismas observo a dos familias con sus respectivos retoños charlando de forma animada mientras no soltaban el repleto carro de la compra, bloqueando parcialmente la salida y entrada de las escaleras, sin percatarse del problema,  tan inmersos que estaban en la conversación. Tras un ligero contorsionismo de cadera conseguí salir de las escaleras y ya con la curiosidad que me otorgó ver a los pequeños corriendo decidí quedarme a observar como uno de ellos (de unos 2 o 3 años) salió disparado hacia el ascensor que en ese momento abría sus puertas y  del cual salían una pareja de abuelos rodeados de adolescentes. A su vez el hermano mayor (de unos 7 años) lo retuvo y convenció para que no entrara, momento en el que los padres de la criatura se dieron cuenta del percal y por fin soltaron el tan preciado carro de la compra para poder recriminar al pequeño su actitud de forma más que sonora…estuve a punto de decir lo que todos pensáis, pero visualizando las consecuencias preferí morderme la lengua, puestos a envenenarse más vale el veneno propio que el de un extraño...
Gracias por difundir, comentar y compartir, os deseo unas felices y seguras vacaciones! 
Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente


miércoles, 6 de julio de 2016

La SALA JUNIOR de YELMO CINES consigue el CERTIFICADO S+

El pasado sábado 2 de julio se inauguró de forma oficial para prensa y bloggers la SALA JUNIOR de YELMO CINES® en el Centro Comercial ISLAZUL de Madrid, el momento ideal para hacer entrega del Certificado de calidad S+ a Fernando Évole, Country Manager en España de YELMO CINES®.
La entrega de la certificación a la SALA JUNIOR ISLAZUL le acompañó un reconocimiento institucional de la empresa YELMO CINES® por la implicación que han tenido desde el inicio de su proyección y diseño con la seguridad infantil. Y es que tras un año de trabajo entre la Asociación Nacional de Seguridad Infantil y YELMO CINES®, por fin pudimos disfrutar del espléndido resultado de una sala pensada para que los más pequeños puedan divertirse sin riesgos.

La SALA JUNIOR de YELMO CINES® es un concepto diferente, un espacio pensado para que el público más exigente disfruten del espectáculo y de las instalaciones, desde el principio hasta el final: con asientos diferentes y cómodos/comodísimos para disfrutar de la proyección y espacios de juego para disfrutarlos durante el intermedio de la película, un impass que agradecen los más pequeños!
Se acabó aquello de preguntar ¿Cuándo empieza???, 15 minutos antes del inicio los niños pueden disfrutar de:
  • Un larguísimo tobogán para los más intrépidos para el que llegar a la meta primero deben superar un divertida pista de obstáculos
  • Para los más peques divertidos balancines


Un pequeño personaje nos avisa de las normas de uso y de seguridad, además de cuando podemos disfrutar de los juegos y el momento de volver a los asientos para que empiece o continúe el espectáculo.
La instalación y todo, todo lo que contiene: butacas, áreas de juego, cartelería, y el aparcamiento de sillitas infantiles, ha sido estudiado y evaluado a conciencia para evitar lesiones y poder disfrutar más del espacio, un gran trabajo de YELMO CINES® y nuestros expertos en parques infantiles Marcos Ravelo y Carlos González a través de SECURPLAY7, además de la auditoria previa realizada por la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.
Esta es la primera sala de cine en España que consigue el Certificado de calidad S+, pero no será la última, en breve os anunciamos más!
Por cierto, vimos como los peques disfrutaban y mucho, nosotros antes lo probamos todo, todo y todo…nos encantó!

martes, 28 de junio de 2016

¿Cuánto dinero cuesta un ahogado?

¿Cuánto dinero cuesta un ahogado?
No es solo un título, es una pregunta que llevo años intentando darle una respuesta. Cada verano se repite el mismo “ciclo” 
  • Al inicio los medios de comunicación se hacen eco de las diferentes medidas preventivas aportadas por expertos y por desgracia también por “pseudoexpertos” que o hacen un refrito de otros o sueltan lindezas como la que se ilustra 

  • Durante el verano va aumentando la cifra de ahogados (niños y adultos) con escasa incidencia en medios quizás porque NO EXISTEN CIFRAS OFICIALES, y ya sabemos que las cifras y las estadísticas son la zanahoria para un buen reportaje.
  • Finaliza el verano y se hace un recuento (insisto: NO OFICIAL) de la población fallecida por ahogamiento…y a preparar la vuelta al cole.

Sé que las comparaciones son odiosas, pero personalmente la injusticia me produce una insana animadversión, y en definitiva este es el sentido del post ¿Tiene más valor un fallecido por accidente de tránsito que un ahogado?
Cada lunes (durante todo el año) desayunamos con las cifras de fallecidos y heridos (clasificados escrupulosamente según la consideración de las heridas) en nuestras carreteras, se analizan las causas de todos y cada uno de ellos, se realizan estadísticas y todos los medios se hacen eco con el efecto que causa en la población.
A este eco mediático hay que sumar que se invierten millones de euros  (repito millones) en campañas publicitarias con el objetivo de crear conciencia de prevención en la carretera por nuestra seguridad y por la de los demás. No voy a entrar en si se puede hacer mejor o peor (ese sería otro debate), pero efectivamente las cifras de accidentes se han reducido en los últimos años y sobre todo la población toma conciencia del riesgo y en consecuencia de la prevención…es lo que tiene llegar al público objetivo!
Y las victimas por ahogamientos sin cifras oficiales y sin campañas de prevención ¿por qué?  
Cito textualmente declaraciones a El Mundo 
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recuerda que las competencias en materia de salud pública están transferidas a las comunidades autónomas: "Una campaña institucional no se puede hacer si las comunidades autónomas tienen las competencias. No es que no se quiera, pero también tenemos un presupuesto determinado en relación con este tipo de campañas".
Sin embargo, recuerda también que "el ministerio pone a disposición de los ciudadanos información, recomendaciones, el decálogo del nadador que está colgado en la web, etc., y no va a dejar de promover y hacer actividades en la medida de sus posibilidades".
Podéis leer el reportaje entero en este enlace, donde además de las medidas que reclama desde hace años la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, se hacen eco de las cifras que han recopilado la Escuela Segoviana de Socorrismo que junto a otros profesionales como Emergències 7000, pediatras (Gracias Lucía) y por supuesto las diferentes agrupaciones de Protección Civil no cejan en el empeño de ofrecer excelentes consejos y difundir prevención hasta la saciedad.

Nos duele a todos los que estamos por la labor, nos duelen todas y cada una de las víctimas (grandes y pequeños), nos duele la desinformación, nos duele que no se responda desde los gobiernos, ni desde los medios…nos duele que no se tomen medidas para acabar con esta lacra! 

Habréis notado que este post no es técnico, ni tiene consejos de seguridad infantil como es habitual, lo siento si molesto a alguien (asumo con gusto cualquier responsabilidad al respecto): es un post que nace desde las emociones acumuladas por cada una de las víctimas y si no lo escribo…
Este un SOS o un HELP a gobiernos y medios de comunicación porque en definitiva: en España hemos aprendido a conducir por la carretera de la prevención, pero aún no hemos iniciado los cursos de natación, nos dejamos llevar por la marea  y así estamos: ahogándonos!

Gracias infinitas a todas las personas que año tras año lucha para reducir esta lacra de las cuales aprendo muchísimo, y ya que el post es personal un agradecimiento a mi inestimable Pilar Naval…ella sabe por qué! 

lunes, 27 de junio de 2016

¿Qué valor le dan las familias a la seguridad de tus alumnos?

Las instalaciones destinadas a la infancia, tienen un proyecto base identificativo de su modelo de centro, el ADN que conecta con el ideario de las familias que confían a sus hijos a los centros, ya sean escuelas infantiles, centros educativos o espacios destinados al ocio infantil.
La gestión de dichos centros requiere de profesionales externos para poder llevar a cabo los proyectos de forma optimizada, profesionales que van desde la instalación y revisión de sistemas de extinción de incendios a los propios del transporte escolar pasando por los que elaboran y preparan los diferentes menús o los gestores externos que presentan los consiguientes documentos para cumplir con nuestras obligaciones fiscales.
Muchos de estos centros infantiles optimizan la gestión sometiéndose a procesos para conseguir certificados de calidad, como la ISO 9001, certificados de calidad medioambiental o de empresas familiarmente responsables.

¿Y la seguridad infantil? Cada vez más los centros infantiles externalizan los servicios de prevención de accidentes infantiles de la misma forma que hacen con la Prevención de riesgos laborales, un servicio creado por la Asociación Nacional de Seguridad Infantil que tiene el merecido reconocimiento con el Certificado de calidad S+.

Porque de la misma forma que no concebimos un docente conduciendo el autobús de transporte escolar con los alumnos a los que después formará en el aula, ni se pueden aplicar las mismas medidas preventivas a pequeños y a mayores, la seguridad infantil debe estar en manos de expertos profesionales en la materia, y la calidad de la gestión preventiva debe ser reconocida como tal, los profesionales acreditados por la Asociación Nacional de Seguridad Infantil ofrecen a los centros todo lo necesario para optimizar la gestión, los recursos y adaptar los espacios al desarrollo de los más pequeños. La Certificación S+ es el máximo distintivo de calidad internacional en prevención de accidentes infantiles, una certificación muy apreciada por los profesionales de la educación y el ocio infantil, una identidad para el centro pero sobre todo el distintivo de confianza para las familias que nos confían su tesoro más preciado: sus hijos!


Además del reconocimiento social, la CERTIFICACIÓN S+ ofrece a su centro infantil entre otras, las siguientes ventajas y beneficios:
  • La información de mejoras organizativas que genera el informe del servicio, reduce muchos gastos de mantenimiento, haciendo las cosas de otra forma podemos obtener los mismos resultados, mejorarlos y con un RENDIMIENTO más sostenible.
  • Dicho informe también incluye aquellos elementos cuya aportación a los proyectos y la labor profesional es mínima, pero si incrementan los gastos de forma considerable, por lo que su eliminación constituye un AHORRO sin reducir los derechos laborales, la CALIDAD del servicio y las actividades ofertadas por el centro.
  • Incremento del rendimiento de la instalación y de los equipamientos, menor desgaste de las mismas, mejor AMORTIZACIÓN del inmobiliario.
  • El mantenimiento anual se establece en el informe del servicio de forma que éste sea SOSTENIBLE Y EFICAZ, priorizando aquellos aspectos donde el riesgo de accidente y la merma de implantación de los proyectos educativos así lo determinen.
  • De la misma forma se establecen los criterios preventivos y de actuación para dotar a los responsables de la gestión del centro de ELEMENTOS ORGANIZATIVOS Y HERRAMIENTAS para poder actuar en función de esos requisitos.
  • El punto anterior, influye en la IMPLICACIÓN del personal y de las familias para la optimización de recursos y mejoras organizativas y de gestión, ofreciendo a los gestores equipos más comprometidos en todos los procesos, y la obtención del Sello de Calidad S+ en Seguridad Infantil, un reconocimiento que aporta un VALOR AÑADIDO A SU MODELO DE CENTRO INFANTIL, valor para las familias frente a otros centros.


Te has preguntado alguna vez ¿cuánto cuesta la seguridad de tus alumnos? La respuesta de las familias es fácil ¡la seguridad de sus hijos y la cultura de autoprotección es un valor que no tiene precio!
ASOCIACIÓN NACIONAL DE SEGURIDAD INFANTIL info@seguridadinfantil.org

martes, 14 de junio de 2016

Seguridad infantil en parques y jardines

Más allá de las tecnologías, justo detrás de la pantalla se encuentra la vida. Afortunadamente los más pequeños aun disfrutan de tiempo de ocio al aire libre, el mejor de los estímulos donde se reencuentran el placer del juego y la socialización con otros pequeños: los parques infantiles!
Si bien es cierto que algunos parques incluyen, acompañando al sustantivo, el adjetivo  “infantil” como ejemplo de lo que no debería ser, podemos también aprender de los malos modelos para convertirlos en el objetivo marcado de instalaciones adecuadas a los menores donde puedan desarrollarse (no hay mejor desarrollo que jugando) sin riesgos. Instalaciones que ampliamos a los jardines privados o de zonas comunitarias. 
La regla de oro no difiere de cualquier otro espacio destinado a la infancia: MIRAR CON OJOS DE NIÑO, la única manera efectiva de detectar riesgos.
Si el jardín en cuestión es la prolongación de nuestro hogar, la actuación de eliminar los riesgos depende única y exclusivamente de nosotros, pero ¿Qué pasa cuando se trata de un espacio público o privado compartido? Lo que tenemos muy claro es que criticar en el ámbito privado no es la solución, aunque nos quedemos muy a gusto reprochando. 
Hay parques infantiles donde el dudoso gusto de algunas áreas de juego ya debería ser motivo de cierre, gusto del que no vamos a hacer escarnio en este post, aunque no hemos podido resistirnos a incluir algunas imágenes para que cada uno juzgue como crea conveniente.


La mayoría de accidentes en parques infantiles y  con consecuencias más graves suceden por falta de mantenimiento de las áreas de juego o defectos constructivos: tornillos que sobresalen, astillas que se clavan, huecos que producen atrapamiento, quemaduras por contacto,…

A estos riesgos sumamos la falta de higiene o de civismo por parte de otros usuarios: colillas, defecaciones de animales, y…otros elementos que preferimos no nombrar en este post :( 
Cualquier defecto se debe comunicar inmediatamente a los responsables del parque infantil, documentando con imágenes para dar más fuerza al argumento y que se puedan solventar cuanto antes, evitando un accidente a nuestros hijos y a otros pequeños.
No podemos olvidar otros riesgos, aquellos derivados de conductas que en parte determinamos los adultos responsables de los pequeños que disfrutan de la instalación:
Las áreas de juego deben estar señalizadas en función de la edad para la que se han construido: respetarlas evita muchos accidentes.
  • Es importante no incitar a incumplir las normas, no solo por el riesgo de lesión, también porque el ejemplo que estamos dando a nuestros hijos es que romper las reglas es lo normal. 
  • No reconducir a los niños “mayores” que está utilizando un área de juegos para los más pequeños, puede producir lesiones a los bebés al caer accidentalmente encima de ellos o golpearlos con los movimientos derivados de los juegos rápidos.
  • Incitar a un pequeño a que utilice un área de juego para el que todavía no está preparado es además de peligroso para su integridad, negativo para su autoestima y seguridad emocional, al parque se va a disfrutar, quien quiera sufrir que acuda a un gimnasio!

Otros conceptos correspondientes a la seguridad  a tener en cuenta en un parque infantil son:
  • Los suelos que soportan las áreas de juego que producen o pueden producir caídas, deben ser blandos con una absorción adecuada a la caída crítica del tobogán, columpio, etc.
  • El cercado del parque no puede producir lesiones por contacto ni tener huecos superiores a los  10 cm que puedan provocar atrapamientos de cabeza, pies y manos.
  • Aunque no sean propiamente espacios de juego, el mobiliario urbano (bancos, fuentes), también pueden ser elementos de riesgo en tanto que para los niños todo es fuente de imaginación y juegos, por ello debemos asegurarnos de una correcta utilización de estos equipamientos, evitando el acceso cuando ya sea por su estado o propiedades de diseño sean peligrosos.
  • Las plantas que se encuentren dentro del espacio infantil también deben ser adecuadas, evitando rosales o similares que producen lesiones por contacto y aquellas que sean tóxicas. Pero más riesgo es la época de abono, si el abono o fertilizante se encuentra al alcance de los menores, se debe proteger para evitar el acceso y manipulación infantil.
  • Y no podemos olvidarnos del agua: estanques, piscinas, …NUNCA dejar al niño sin supervisión de forma que puedan acceder a estos espacios de forma autónoma.
Disfruta de tus hijos en el parque y deja que ellos disfruten de las instalaciones y de sus pequeños amigos, pero recuerda: sin seguridad, no hay diversión! Descarga y comparte la infografía

Permitida la reproducción total o parcial siempre citando la fuente.





viernes, 3 de junio de 2016

Niños en el coche #NuncaSolos

Mucho se ha escrito sobre el peligro que entraña dejar a los niños solos dentro del coche, una extensa bibliografía que incluye titulares como “Cada 10 días muere un niño olvidado en el coche”, que no es que no sean ciertos, pero si son de otras “latitudes”.
No tenemos nada en contra de estos titulares si con ellos se ejerce una conciencia preventiva que evite muertes infantiles, pero siguiendo nuestra línea creemos oportuno ofrecer medidas de seguridad ajustadas a nuestras “costumbres”.
En España la cifras de niños olvidados en el coche por suerte no son así, en España no dejamos a los niños olvidados en el coche, los dejamos durmiendo o “aparcados” porque “iba aquí al lado” o “es un momento”.
Hace un par de años junto con Javier Blanco (Emergencias, Protección Civil y coordinador de VOST Canarias) surgió una campaña en redes sociales que denominamos #NuncaSolos, campaña que apoyaron entre otros nuestros siempre dispuestos colaboradores: segurbaby.com, Equipos  VOST y la cuenta de Twitter Infoemergencias, y que año tras año va ganando adeptos.

Empieza la temporada de calor y aunque no pretendemos discriminar entre estaciones, consideramos  oportuno volver a recordar la importancia de que los coches son un medio de transporte, no un espacio de juegos,  ni un dormitorio; los coches se aparcan, los niños no. En el coche #NuncaSolos!
  • Sobre los riesgos, térmicamente hablando podéis utilizar la siguiente fórmula:

5’ x 10º = cada 5 minutos añadir 10º al interior del coche. Si estacionamos con una temperatura exterior de 30º, en 15 minutos el interior del automóvil alcanzará rápidamente los 45º, intentad permanecer a esa temperatura solo 1 minuto y os faltará algo más que el aliento. Además de la temperatura, el riesgo se eleva porque los niños tienen menor capacidad de regular la temperatura corporal que los adultos: el golpe de calor es un riesgo inminente en pocos minutos. Y por si alguien está pensando en bajar un poco las ventanillas o poner un parasol, ya os decimos que ninguna de las dos medidas evita el riesgo.

  • Una vez argumentados los riesgos, toca PREVENIR:

Decíamos al inicio que en España no es frecuente el olvido de niños dentro de un coche, pero como existen antecedentes, buscando las causas encontramos soluciones:
Los olvidos de los bebés en el automóvil suelen tener siempre la misma causa: un padre o madre lleva al bebé a la escuela infantil o colegio de forma inusual, suena el móvil, una llamada de trabajo, un problema, mil cosas en la cabeza y conducimos de forma inconsciente hasta el puesto de trabajo, cerrando el coche y dejando al niño dentro hasta la salida de nuestra jornada laboral (nos ahorramos transcribir las consecuencias).
Si buscamos entre la bibliografía las recomendaciones para evitar este error con terribles consecuencias encontramos desde ubicar un peluche o prenda del niño en el asiento del copiloto que nos recuerde que vamos con el bebé o como un pequeño de 12 años inventó un sistema (casero pero con mucha lógica) que es enganchar una goma desde  la maneta de la puerta del conductor al cabecero, de  forma que cuando el conductor intente salir del coche se topará con la correa y le servirá de recordatorio sobre la presencia de niños en los asientos traseros. También se han intentado desarrollar sistemas de alarma que avisen de que el niño va en el asiento posterior cuando se para el motor del coche. Todas buenas propuestas si finalmente son efectivas.
Vista la alta dependencia que todos tenemos del móvil, queremos ofrecer una propuesta acorde a nuestras “costumbres”
  • -       Deja el móvil en silencio en la parte posterior
  • -       No conectes ni el manos libres del coche
  • -       Conduce sin distracciones hasta el destino
  • -   ¿Te marcharás sin antes haber cogido el móvil del asiento posterior? ¿Cuánto tiempo tardarás en ir a buscarlo?

Y como sabemos que en cuanto demos difusión a la campaña #NuncaSolos, nos van a reforzar los argumentos con “Y los perros tampoco”, lo afirmamos desde aquí:
En el coche ni niños ni animales solos POR FAVOR!

Os pedimos desde ya que nos ayudéis a difundir este mensaje, las altas temperaturas ya están aquí los riesgos vienen asfixiando. GRACIAS!

Permitida la reproducción total o parcial de los contenidos citando la fuente