Asociación Nacional de Seguridad Infantil

síguenos en twitter estamos en facebook feed rss suscríbete por e-mail

Asociación Nacional de Seguridad Infantil

Bienvenidos al blog de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil donde encontrarás consejos preventivos para familias y profesionales

miércoles, 14 de agosto de 2013

Seguridad Infantil: EN VACACIONES, una dosis extra de prevención

Es la época estival un momento de relajación obligado, pero esa misma relajación abre el camino para que los accidentes infantiles aumenten un 20 % en este periodo. Estamos inmersos en el puente de agosto, fechas vacacionales por excelencia excepto para los accidentes por ello pensamos que no está de más, tras analizar las trágicas cifras de lo que llevamos  de verano,  recordar incluir la seguridad en el equipaje con una dosis extra de prevención, exactamente un 20 % más.


Debemos iniciar este prospecto recomendando borrar de nuestra memoria la frase “A mí no me va a pasar”, haciendo este “reset” podemos empezar a inculcar la “Cultura preventiva” de forma natural, como siempre decimos NO hay que sobreproteger, pero sí  adaptar los espacios a las necesidades exploratorias del niño,  a su escasa o nula percepción del riesgo para ir introduciendo conceptos preventivos: las vacaciones son ideales para inculcar educación en seguridad.

Automóvil


  • Llevar al niñ@ en un SRI correctamente instalado y adecuado a su peso y talla.
  • Parar cada 2 h mínimo, y recordar: JAMAS dejar a un niñ@ sol@ dentro del automóvil

  • No llevar objetos sueltos dentro del coche, en caso de impacto o frenada brusca la fuerza que ejerce los convierte en proyectiles.
  • No dar nada de comer o beber a un bebé mientras se circula, existe elevado riesgo de atragantamiento, y aunque sea solo un susto, los sustos circulando se pagan caros.

Destino de vacaciones
Al llegar a nuestro destino de vacaciones (hotel,  apartamento, camping, etc.) todo es nuevo para nosotros y para los niños que llevan la curiosidad de forma intrínseca, por ello recomendamos que la inspección del nuevo “hogar ocasional”, la hagamos conjuntamente con los pequeños, y sobre todo que lo observemos como ellos (con ojos de niño), de esta forma nos familiarizamos con el espacio y analizamos posibles riesgos para adaptar soluciones efectivas.

Recordar que la supervisión en estos destinos es primordial, hay accidentes con muy graves consecuencias, como son las caídas desde gran altura.
Playas/Piscinas
Lugares de diversión por excelencia, ya sean espacios públicos o privados, NO dejaremos  a un niño sin supervisión, y sobre todo no delegar en los socorristas ni en otros niños más mayores, la responsabilidad de su seguridad es nuestra, todos los accidentes con la peor de las consecuencias han ocurrido por un descuido de segundos.

Evitar el uso de flotadores y manguitos en favor de los chalecos salvavidas, el uso de cualquier dispositivo de flotación no exime la vigilancia y supervisión de un adulto responsable

Vigilar y respetar el estado de las playas, la identificación de las banderas es un buen inicio para inculcar al niño en la cultura preventiva. Si nosotros las respetamos, ellos aprenderán a hacerlo.

Proteger la piel con un factor de protección adecuado y no os fiéis de sombrillas, el sol se va moviendo y los rayos penetran.

Los dispositivos móviles se están convirtiendo en fuente de distracción, actualizar un estado supone un descuido instantáneo, y ya sabemos las consecuencias de un descuido en estos espacios.



Deportes

Inculcar a los niños en deportes es salud para toda la familia, pero siempre debemos respetar la edad del menor para su práctica y que éste cuente con todos los elementos de seguridad necesarios para que ese
juego no se convierta en pesadilla para todos.

Bicicletas y otros similares (patinetes, patines, etc.) con casco, ropa reflectante y  circulación por los espacios seguros señalizados. No dejéis de compartir estos momentos de diversión familiar  para inculcar y educar en seguridad vial. Recordar que la mejor forma de educar a un niño es a través del juego, y que los adultos somos su ejemplo y modelo a seguir, por eso la coordinación de criterios entre lo que digo y hago es tan importante en seguridad vial infantil.

Localización y control

Si un adulto necesita su tiempo para ubicarse en un espacio nuevo, imaginaros a un niño, donde su percepción de las distancias y de los accesos es completamente distinta, perderse y despistarse es sumamente fácil.

Por otro lado, la curiosidad infantil, innata y necesaria para su desarrollo, es una de las responsables de muchas pérdidas en espacios amplios o de gran aglomeración.

Debemos utilizar elementos de localización y control de niños, en grandes espacios y/o con afluencia de público. No perderlos de vista, fijar un punto de encuentro, son medidas imprescindibles que ofrecen seguridad a nosotros, pero sobre todo a ellos, y es que para un niño perderse es una experiencia muy desagradable si no sabe cómo debe actuar.

 Además como adultos debemos ubicar las salidas de emergencia y valorar si el acto o espacio reviste riesgo para los niños o para toda la familia, y poder actuar en consecuencia.



Entre todos podemos cambiar el “A mí no me va a pasar”, reducir la tasa de lesiones en la infancia, y no tener que lamentar más víctimas evitables este verano.

Podéis aumentar la dosis en caso necesario, no tiene contraindicaciones: Disfrutar de vuestros hijos, os lo merecéis. Feliz tiempo de ocio!



Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente y autor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es muy importante, gracias por compartirla con nosotros...