Asociación Nacional de Seguridad Infantil

síguenos en twitter estamos en facebook feed rss suscríbete por e-mail

Asociación Nacional de Seguridad Infantil

Bienvenidos al blog de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil donde encontrarás consejos preventivos para familias y profesionales

domingo, 11 de agosto de 2013

Seguridad Infantil: protección solar en la infancia

Actualmente, todos conocemos los efectos negativos del exceso de sol. Una frase importante que los profesionales de la salud recordamos con bastante frecuencia es aquella que dice: la piel tiene memoria. Y es que cada quemadura solar, cada exposición excesiva al sol, tendrá un efecto acumulativo que se reflejará tanto en el presente como en el futuro. Profesionales, padres y educadores tenemos la responsabilidad de crear la cultura: sol, solito, caliéntame poquito.

Nosotros seremos su ejemplo a seguir y saber cómo proteger y educar a nuestros pequeños ante los efectos nocivos del sol, nos asegurará una actitud saludable de nuestros hijos en el futuro.

En este espacio, hemos plasmado algunas de las preguntas que con mayor frecuencia nos hacemos sobre protección solar en la infancia. Todas ellas están respondidas por Rosa Taberner @rosataberner, Dermatóloga en el Hospital Son Llátzer (Palma de Mallorca). Una gran profesional y mejor persona. Desde aquí le damos las gracias por su tiempo y dedicación.

Saludos y poneos cremita!!
  
Pregunta: Tiempos de exposición recomendados.

Respuesta: Bueno, no creo que encuentres ningún dermatólogo que te recomiende un tiempo de exposición determinado. Teniendo en cuenta que es inevitable exponerse de alguna manera, de la parte “lúdica” y sobre todo en la edad pediátrica, mejor evitarla al máximo.

Pregunta: ¿Por qué y para qué es necesaria la exposición al sol?

Respuesta: Es innegable que sin sol no hay vida, así que tampoco hay que pasarse con las restricciones (pero repito, evitar el sol al 100% es imposible -afortunadamente-). Una de las principales funciones de la exposición solar es que permite la síntesis de vitamina D (con efectos sobre el metabolismo fosfocálcico y sobre el sistema inmunológico). Además el sol confiere un bronceado que es protector (evita que nos quememos). Y, por supuesto, están los efectos psicológicos que se relacionan con la sensación de bienestar que proporciona. Por último, y sólo en determinados casos, el sol puede tener un efecto terapéutico (desde la ictericia neonatal hasta en determinadas patologías como la psoriasis)

Pregunta: Diferencias entre la piel de un niño y la piel de un adulto.

Respuesta: Los niños tienen el estrato córneo (la capa más superficial de la piel) mucho más fino, el sistema inmunitario de la piel menos desarrollado, la síntesis de melanina poco activa y una menor defensa frente a la producción de radicales libres (comparado con un adulto).

Pregunta: ¿se recomienda directamente que el/la niño/a se bañe con una camiseta puesta?

Respuesta: Por supuesto, cuanta más barrera entre el sol y la piel, mucho mejor. Sin embargo hay que tener en cuenta ciertos aspectos con el tema de la ropa. La ropa “normal” sería equivalente a llevar un factor protector 6-15 (es decir, nos podemos quemar si estamos expuestos el tiempo suficiente, incluso a través de la camiseta), los colores oscuros protegen más, el algodón protege más que la lycra (no me refiero a las licras especiales), y los lavados repetidos confieren mayor efecto fotoprotector a los tejidos de algodón. 

Además, una vez mojada, la ropa protege menos.

Por otra parte, existe (cada vez más accesible al gran público), ropa especialmente tratada que proporciona un factor de protección de más de 30.

Pregunta: Bebés en la playa o piscina, cuánta protección, cada cuánto hay que renovarlo, qué ropa hay qué ponerles. Hablo de un bebé de semanas.  

Respuesta: Bebés fuera de exposición directa, ropa la que haga falta, el sol no les debería dar directamente si tienen menos de 6 meses, y a niños tan pequeños ni siquiera hay que ponerles fotoprotector porque se supone que no deben estar expuestos.

Pregunta: En niños con dermatitis atópica ¿Hay que seguir alguna recomendación especial frente a la protección solar?

Respuesta: No es que tengan per se más problemas que los no atópicos de presentar problemas por el sol. Más bien al contrario, casi todos los niños atópicos mejoran en verano, precisamente por la exposición solar. Sin embargo, esto no quiere decir que no tengamos que tener las mismas precauciones respecto a la fotoprotección. Matizar simplemente que estos pacientes tienen más problemas de intolerancias a determinados cosméticos o alergias de contacto (a componentes de las cremas colares), así que recomendaremos que utilicen siempre un fotoprotector para pieles sensibles (que suelen ser los de tipo físico).

Pregunta: ¿Cada cuánto hay que aplicarse el protector solar? ¿Cuánto tiempo protege desde su aplicación? Por ejemplo, si yo le pongo crema a las 8.30 antes de ir al Cole, cuando sale al patio a las 11, ¿Sigue protegida? Sé que hay que reaplicar, pero no sé cada cuanto.

Respuesta: Depende de qué factor protector usemos en un FPS de 40-50+, se recomienda reaplicar cada 2 horas. Quizás no tenga mucho sentido poner fotoprotector al niño a las 8:30 antes de ir al cole a no ser que sea primavera- verano y ese día toque excursión al campo, porque a la hora del patio ya no va a quedar resto de la crema. Teóricamente habría que ponerlo un rato antes de bajar al patio. Complicado, ¿eh?

Pregunta: ¿Nivel de protección siempre el mismo o conforme va avanzando el verano y la piel está más morena hay que ir disminuyendo?

Respuesta: Siempre igual, sin tregua (al menos en lo que a niños se refiere) FPS 50+

Pregunta: ¿Algún alimento especialmente recomendado, desde el punto de vista dermatológico (vitam...) a parte de la hidratación?

Respuesta: Respecto a la dieta, hoy en día están bastante en boga los antioxidantes (que desde luego, no eximen de aplicarse la crema fotoprotectora). Los más conocidos son los carotenoides (zanahorias, pimientos), polifenoles (resveratrol -vino tinto-, extracto de té verde), brócoli, cafeína. Evidentemente, no le vamos a dar vino tinto ni cafeína a un niño por mucho efecto fotoprotector que tenga. El chocolate también parece tener cierto efecto, aunque no existen estudios poblacionales que relacionen dieta con problemas relacionados con el sol.

Pregunta: ¿Cuántos minutos de sol al día/semana son necesarios para que no haya deficiencia de vitamina D?

Respuesta: Que yo sepa no está estipulado exactamente cuánto tiempo es necesario (pero puedo equivocarme). Sí sé que 5-20 minutos de radiación ultravioleta tipo B produce 20.000 unidades de vitamina D. También es verdad que las pieles oscuras (negros) tienen una menos capacidad de síntesis de vitamina D, hecho que antaño se contrarrestaba por una exposición continuada y persistente al sol. Pero con los movimientos migratorios nos encontramos con personas de piel negra en zonas geográficas de baja insolación y empezamos a ver problemas de déficit de vitamina D en estos pacientes. Suplementos dietéticos pueden provenir del pescado azul, leche, margarina... Además la vitamina D parece que tiene efectos sobre el sistema inmunitario y protege frente a ciertas neoplasias.

Pregunta: ¿Cuándo constituye un problema y porqué?

Respuesta: El sol tiene también unos efectos perniciosos conocidos (y si no, no estaría yo comentando por aquí). En primer lugar, podríamos agruparlos en unos efectos “universales” (es decir, con potencial de afectar a todo el mundo, siempre dependiendo del tipo de piel y otros factores), como las quemaduras solares (de manera aguda) y, a largo plazo, el fotoenvejecimiento (arrugas, manchas solares, pérdida de la elasticidad de la piel) y la fotocarginogénesis (la inducción de determinados tipos de cáncer cutáneo que se relacionan con la exposición solar). Pero además existen unos efectos 2 perjudiciales “idiosincrásicos”, que dependen de la susceptibilidad del paciente, y que se engloban bajo el término de fotodermatosis (patologías producidas o agravadas por el sol, desde el lupus eritematoso, la porfiria, reacciones por medicamentos inducidas por el sol, etc.).

Diferencias entre rayos infrarrojos y rayos ultravioletas. Tipos ultravioleta (UVA, UVB, UVC). Importancia del índice de radiación ultravioleta. UVA y UVB son los que llegan a la atmósfera (en teoría la capa de ozono sirve para que los UVC no lleguen), a mayor longitud de onda (UVA) más poder de penetración en la piel, están más relacionados con el fotoenvejecimiento y con el cáncer cutáneo.

Los UVB, más superficiales, son los que se relacionan con la quemadura solar aguda. Actualmente se discute el papel de la radiación infrarroja.

Principales factores de riesgo (piel blanca vs piel morena p ej.), principales horas de sol (evitación cuando).

Factores de riesgo de ¿problemas? ¿Cáncer? Si hablamos de quemaduras solares, desde luego el riesgo va ligado a lo que denominamos “fototipo” (numéricamente de 1 a 6, expresado en números romanos, 1 piel más clara y 6 piel más oscura). Fototipos más claros, mucho más riesgo de quemaduras solares, que no se presentan en los fototipos V y VI.

Si hablamos de cáncer de piel, además del fototipo, el riesgo es mayor si se han sufrido quemaduras solares en la infancia, si se tiene un número elevado de nevus melanocíticos (más de 50 “lunares”) y tener antecedentes personales o familiares de cáncer cutáneo.

Preguntas: Para las recomendaciones... ¿Da igual que el baño sea en la playa que en una piscina (el sol es igual de fuerte o se potencia)?

Respuesta: Fotoprotección siempre. El sol está ahí arriba, y es el mismo. Sí hay que tener en cuenta que parte de la luz se ve reflejada por superficies claras (arena de la playa, nieve), pero por lo demás quema por igual.

Pregunta: ¿Con nubes más, menos o igual protección?

Respuesta: Nubes o sin nubes, la misma protección, aunque está claro que cuanto más cubierto esté el cielo, menos radiación nos llegará (pero llegará, eso seguro). Se dice que el cielo cubierto en un 50% aumenta x2 el factor protector, y el cielo al 90% x10. 3


Por curiosidad (y sin nubles, claro), se dice que es más seguro estar expuesto al sol cuando tu sombra se más larga que tu altura real (eso quiere decir que el sol está incidiendo en un ángulo de < 45º). Entre las 12 y las 16h más o menos.
Cosas ya sabidas: a mayor altura (montaña) mayor intensidad de radiación, a menor latitud, mayor irradiación.
Los rayos UVA atraviesan los cristales (los del coche, ventanas).

Pregunta: Ungüentos caseros tradicionales, ¿debemos huir de ellos? ¿Cuáles sí son recomendables?

Respuesta: Hasta donde yo sé, ningún ungüento casero es recomendable, al menos como fotoprotector. Si ya tenemos una quemadura solar de primer grado, hay multitud de lociones aftersun en la farmacia, y también mucho fanático del aloe vera (pulpa machacada) que sí que tiene un cierto efecto antiinflamatorio, pero que no protege del sol.

Etiquetado de los protectores solares: FPS (factor de protección solar, en inglés SPF). Menos de 15 se supone que ni siquiera debieran etiquetarse como tales, al menos en cuanto a proteger de alguna manera contra el cáncer de piel. Cualquier crema >30 es razonable.

Vale la pena aclarar que todo lo que sea >50 no tiene demasiado sentido, puesto que la curva de fotoprotección es exponencial y por mucho que se suba el FPS no protege más (dando además la falsa sensación de que con un FPS 90 se está el doble de protegido que con un 40, cuando es prácticamente lo mismo). Por eso en el etiquetado actual ponen los de FPS 50+ cuando son >50, para no inducir a la confusión del personal.

Recomendaciones especialmente las ligadas al uso (correcto e incorrecto) sobre los protectores solares: Aplicar cantidad suficiente (sentido común) en la piel al menos media hora antes de la exposición solar. Aunque en el etiquetado ponga “waterproof o resistente al agua”, tomarse esa afirmación con precaución (no todas resisten por igual, y lo que está claro es que si nos secamos con la toalla la crema va a desaparecer de nuestra piel, así que hay que reaplicar si el baño ha sido largo o nos hemos secado). En general habría que reaplicar cada 2 horas. Si vamos a medir la cantidad, tened en cuenta que el etiquetado del factor protector de las cremas se establece aplicando 2 mg/cm2, mientras que nosotros nos conformamos si aplicamos 1 mg/cm2, lo que es una cantidad bastante generosa en la práctica habitual.

Pregunta: ¿Algún lugar institucional o fuente de recomendaciones sanitarias fiables, dirigidas a la población general y sustentada por la evidencia a las que podamos recurrir?


Ana Balboa NavarroEnfermera, experta en urgencias pediátricas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es muy importante, gracias por compartirla con nosotros...