Asociación Nacional de Seguridad Infantil

síguenos en twitter estamos en facebook feed rss suscríbete por e-mail

Asociación Nacional de Seguridad Infantil

Bienvenidos al blog de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil donde encontrarás consejos preventivos para familias y profesionales

domingo, 31 de mayo de 2015

¿Todo vale en seguridad infantil?

Las innovaciones dentro del campo de la seguridad infantil, son cada vez más relevantes. Si hasta hace unos años este sector era un pequeño resquicio de todos los productos destinados a la infancia, poco a poco está tomando mayor relevancia, ocupando un puesto importante dentro del sector de productos destinados a la infancia, el puesto que debería ocupar siempre.
Los nuevos productos vienen dados por la necesidad de familias y centros infantiles en proteger a los niños de accidentes como son los ahogamientos infantiles, las caídas desde gran altura, la amputación de falanges, etc., empresas y entidades ponen a disposición del mercado dispositivos y servicios específicos para prevenir o minimizar las consecuencias del accidente en cuestión, además de adaptar adecuadamente los espacios donde se desarrolla un niño.

¿Pero que ocurre cuando en España por ejemplo no existe la obligación por norma o decreto de prevenir ciertos accidentes?

Por ejemplo:
  • SI existe la obligación de llevar al niño en un sistema de retención infantil adecuado a su peso y talla para evitar graves lesiones e incluso la muerte en un accidente de tráfico, pero NO existe la obligación de incorporar elementos  para evitar ahogamientos infantiles o de poner los medios necesarios para evitar caídas infantiles desde balcones o terrazas, cuando SI existe normativa (PRL) para evitar caídas desde gran altura en el puesto de trabajo, y hablando del ámbito laboral…
  • SI existe normativa de prevención de riesgos laborales en centros educativos, colegios, escuelas infantiles, etc., para los adultos, NO existe la misma normativa para los niños, de hecho cada una de las CC.AA tiene sus propios requisitos, la mayoría de ellos ambiguos o poco explícitos: el centro SI tiene que realizar obligatoriamente una auditoría de prevención de riesgos laborales, NO de seguridad infantil.

Estos productos o servicios cada vez más demandados por las familias y los profesionales, al NO ser de obligado cumplimiento, tampoco están expuestos a una supervisión que dictamine que realmente cumplen el fin para el que han sido ideados evitando además del accidente/s específico/s, otros riesgos para los niños
Es el caso por ejemplo de las vallas de piscinas, las redes de seguridad infantil o los distintivos de “Calidad” que dicen incluir la seguridad infantil en establecimientos (educativos, turismo, ocio) en el proceso de sus inspecciones, muchas de ellas ni siquiera presenciales.
En cualquiera de estos casos los productos o servicios que no cumplan normativas o no sean realizadas por auténticos profesionales de la seguridad infantil pueden tener consecuencias muy graves:
  • Una valla de piscinas para evitar ahogamientos infantiles que no cumpla con la norma AFNO NFP-90-306 (De nuestros vecinos franceses, que SI tienen la obligación de prevenir ahogamientos en todas las piscinas públicas o privadas) conlleva el riesgo de que el niño pueda lesionarse con ella o lo que es peor franquearla y acabar dentro de la piscina
  • Una red de seguridad anticaídas que no haya pasado de forma voluntaria pruebas de resistencia a la caída de las características y peso de un menor (UNE-EN 1263 y Ley Laela , ASTM 2006 y ASTM2090) y al medio exterior donde se ubican, puede provocar la rotura total o parcial con el riesgo de caída infantil y las graves consecuencias de la misma
  • Un Certificado para un espacio infantil que no haya seguido un procedimiento, metodología y requisitos de seguridad establecidos  bajo las características específicas de cada etapa  infantil y de las diferentes actividades (Auditoría de Seguridad Infantil ®)puede implicar la no detección de riesgos existentes para los menores, y en consecuencia la no implantación de soluciones adecuadas o la dañina sobreprotección.
  • Un Plan de autoprotección para un centro de 0 a 3 años no puede ser JAMÁS redactado (perdón: copia/pega) que para un centro escolar de niños más mayores: la elaboración de cada uno de ellos debe ser realizada por entidades acreditadas Y especialistas en seguridad infantil que contemplen todos y cada uno de los parámetros normativos en el Plan de autoprotección INCORPORANDO aquellos parámetros específicos a las características del colectivo, si no es así, podéis imaginar las consecuencias de una mala evacuación en caso de incendio, por ejemplo.

Por eso es importante que la adquisición de productos y servicios de seguridad infantil sean adquiridos a entidades que puedan demostrar de forma clara y transparente que cumplen con normativas aunque no sean de obligado cumplimiento y que detrás de un servicio existen auténticos profesionales de la PREVENCIÓN DE ACCIDENTES INFANTILES: y lo remarcamos porque...

No todos  los profesionales de la PREVENCIÓN se han formado y son especialistas en INFANCIA, ni todos los profesionales de la INFANCIA se han formado y son especialistas en PREVENCIÓN.

Con la SEGURIDAD INFANTIL...NO se juega!

© M Ángeles Miranda. Asociación Nacional de Seguridad Infantil. Vicepresidenta





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es muy importante, gracias por compartirla con nosotros...