Asociación Nacional de Seguridad Infantil

síguenos en twitter estamos en facebook feed rss suscríbete por e-mail

Asociación Nacional de Seguridad Infantil

Bienvenidos al blog de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil donde encontrarás consejos preventivos para familias y profesionales

lunes, 28 de septiembre de 2015

La seguridad infantil viaja en los asientos de atrás

Si bien en mayo del año pasado entró en vigor la  Ley 6/2014, de 7 de abril, por la que se modificaba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial hemos tenido que esperar más de un año para  que se aprobase la reforma del Reglamento General de Circulación, la cual  no se empezará a aplicar hasta el día 1 de octubre.

En lo que respecta a la seguridad vial infantil, el artículo que nos interesa es el 117:  A partir del día 1 de octubre, los menores de edad y con estatura igual o inferior a 135 cms NO podrán hacer uso del asiento delantero derecho, salvo tres excepciones. 

¿Cuáles son las tres excepciones que nos posibilitarían llevar al menor en el asiento delantero?

1.- Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros. Aquí podemos encontrar desde coches biplazas hasta furgonetas de reparto que no tengan asientos traseros. 
2.- Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por menores. En caso de llevar, por ejemplo 4 menores  con estatura igual o inferior a 135 cms, en un turismo de 5 plazas, se autoriza a llevar a uno de ellos en el asiento delantero, siempre que use el dispositivo de retención adecuado a su talla y peso. Por lo general se recomienda que sea el menor de mayor edad que vaya dentro del turismo el que use el asiento delantero.
3.- Cuando no sea posible instalar en dichos asientos TODOS los sistemas de retención infantiles. Este es  el punto que generaba más discordia a las familias. ¿Si tenemos tres menores de edad y no caben los tres sistemas atrás, que podíamos hacer? Pues la DGT dice que en caso de no quepan  o no sea posible la instalación, con total seguridad, de dichos sistemas, se podrá llevar a un menor en el asiento delantero. Aquí también cabe la posibilidad de llevar a los menores en el asiento delantero en caso de llevar un coche antiguo, matriculado antes del año 1985, cuando aun no era obligatorio llevar los cinturones traseros. 
El objetivo de estos cambios es imponer como prioridad que el menor que no alcance esa estatura ocupe siempre el asiento trasero del vehículo, en el que la posibilidad de sufrir lesiones en caso de accidente es considerablemente menor que al ocupar los asientos delanteros, evitando que los menores puedan ocupar el asiento delantero aun cuando los asientos traseros no estén ocupados.

El incumplimiento de dicho artículo llevará aparejada su correspondiente denuncia con sanción de 200€, la inmovilización del vehículo mientras no cesen las causas que la motivaron y la retirada de 3 puntos en el permiso de conducir del conductor del vehículo que hay infringido dicho artículo

Mientras tanto, nada cambia en la seguridad de nuestros pequeños en lo que confiere al transporte público. En los TAXIS se PERMITE cuando circulen en tráfico urbano o áreas urbanas de grandes ciudades,  transportar a personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros sin utilizar un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso, siempre que ocupen un asiento trasero. Hasta aquí llega la ley, pero como siempre, la implicación en la seguridad de los más pequeños es responsabilidad de los padres. Un accidente en un taxi tiene las mismas consecuencias fatales que si fuera en nuestro coche sin su SRI adecuado. Como opción ya hay ciudades donde las cooperativas de taxistas ofrecen varias sillas de retención infantil en su sede y cuando un cliente llama y pide un taxi para portar  a un menor, se le pide los datos del pequeño para acercarle la silla mas adecuada en función de su talla y peso. También taxistas a título personal ofrecen este servicio a sus clientes. Localiza en tu ciudad al taxista amigo de los niños.

También se incluye en el artículo 117 la obligación de instalar el dispositivo según las instrucciones del fabricante comprobando antes de su instalación si la misma es con Isofix o con el cinturón de seguridad del vehículo. 

En los autobuses se recuerda la obligación que tienen los mayores de tres años y menores de 18 de hacer uso de los sistemas de retención adecuados o en su defecto, del cinturón de seguridad. Sigue habiendo un gran vacío legal con los menores de tres años, sobre los que no hay nada regulado, siendo los más frágiles y expuestos en caso de accidente, por lo que no se comprende como la legislación en los vehículos privados hace más hincapié en ellos y en los servicios públicos de transporte, por no comprometer la logística de los mismos se les deja totalmente desprotegidos. 

TIPS PARA VIAJAR SEGUROS EN FAMILIA

Para proteger a tu familia y a ti durante un viaje, pon en marcha estos consejos:

  • Dentro del coche, lo más seguro es no llevar en el interior objetos que puedan salir proyectados en caso de accidente. Por ejemplo, no llevar objetos sobre la bandeja trasera del vehículo, ya que en caso de tener una incidencia en la calzada, pueden proyectarse contra nosotros. 
  • En caso de tener un espejo en la parte trasera por llevar a nuestro pequeño en una silla de retención a contramarcha, poner en mismo a un lateral, nunca de frente al pequeño. 
  • No dar de comer ni de beber agua al pequeño mientras se va circulando, ya que un simple bache o irregularidad en la vía puede atragantar al bebé, recomendando siempre detener el vehículo en un lugar seguro para ello. 
  • Si llevamos con nosotros animales de compañía, debemos asegurarnos de que nunca puedan llegar hasta el  conductor y a ser posible vayan siempre que se pueda en el maletero, con una barrera fija con suficiente resistencia para aguantar las fuerzas que genera una colisión y que impida el pase de los mismos al habitáculo del coche. Y dentro del maletero, los animales deben ir sujetos con algún arnés o cinturón o dentro de un trasportín para la propia seguridad del animal. Un perro dentro del habitáculo trasero, en caso de accidente, se puede convertir en un cuerpo muy pesado, provocando daños graves a los demás ocupantes del vehículo, en caso de no ir adecuadamente sujetos. Un perro es un pasajero más y es por ello que lo más recomendable es que nuestro animal no vaya suelto en el vehículo. 
  • Desde el auge del Whatsapp y los smartphones, se han multiplicado los accidentes de circulación, ocasionados por las distracciones, especialmente las colisiones por alcance y las salidas de vía. No hacer uso del móvil NUNCA mientras se conduce y mucho menos escribir mensajes de texto mientras ejercemos la conducción, algo que aunque parezca increíble, se ve más en la carretera. Al volante, cero distracciones. 
Artículo Jesús Rodríguez
Infografía M Ángeles Miranda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es muy importante, gracias por compartirla con nosotros...